ESCALADAS METEÓRICAS

Cuando METEORA se escribe METÉWPA. 
Cuando un VII+ es en realidad un 6c.
Cuando Heiliger Gheist es lo mismo que Aghion Pneuma.
     Cuando calimera significa buenos días...
Y cuando las reseñas son en cirílico y alemán.


Y es que esta vez estamos nada más ni nada menos que en Kastráki, Grecia... aunque pensábamos que por ser asiduos montserratinos sería como escalar en casa...

...Un lío del copón, en un viaje fenomenal!!!

...Menos mal que los símbolos son internacionales 
y que las reseñas alemanas son de lo mejor...


Nos bajamos del tren en Kalambáka. 



Teníamos ojos solamente para observar esas extrañas y sinuosas paredes.


...Verlas nos hizo correr a todos, ansiosos por tocar esa roca conglomerada y poder meternos dentro de uno de esos agujeros. 



El paisaje no puede invitar más...mires dónde mires, paredes!


Primer día y primera vía, Südoswand en el Doupianifels.


Vía Ostkänte, también en el Doupianifels...de mega a micro conglomerado

El grupo en la cima del Doupianifels



Spindel, un pequeño Cavall Bernat...

Meteora es una zona muy lluviosa, así que no es de extrañar que en las paredes y en las vías haya mogollón de musgo y canalizos que parecen ríos.




Heiliger Geist, vía Traumpfeiler
 ¿Festival del musgo o escalada acolchada? 

Éste día nos dimos cuenta que ésto de METÉWPA sería difícil de roer.




Cansados de tanta lluvia aprovechamos una tregua para escalar en Bàntowafels, vía Schweizerkas, o queso suizo. 


En el Sourloti, seguros escasos, reuniones simples y agua. 
La vía se llama Line des fallenden tropfens, o sea, 
la linea que caen gotas.


Y para despedirnos de Meteora escalamos en el Heiliger Geist una vía excepcional y espectacular, tal y como podréis  imaginar fácilmente por su nombre, Wahnsinnsverschneidung 
o sea, Diedro de la locura.


La escalada en Meteora es preciosa, particular y solitaria.
La gente del país es realmente amable y hospitalaria.
Se vive muuuy bien y por precios más que razonables.


¡No dejes de ir!