ESCARCHA DE SUPERFICIE, UN PELIGRO LATENTE

Si habéis estado atentos y un poco curiosos con la nieve de estos últimos días, sobretodo en altura y caras norte, habréis podido observar la existencia de unos cristales de nieve en superficie que presentan un brillo singular. 
Si os habéis parado a observarlos más de cerca os habréis dado cuenta a simple vista que estos cristales están dispuestos de forma vertical y tienen un tamaño especialmente grande, algunos de ellos de más de 5 mm. 
Observándolos aisladamente se puede ver que estos cristales tienen una forma bien especial y bonita, como si de una pluma o una hoja se tratara, es la escarcha de superficie.
La escarcha de superficie se suele formar en noches rasas, frías y con ausencia de viento.

Ésta se forma cuando el vapor de agua existente en el aire es superior al vapor de agua de la nieve y la temperatura de esta última está por debajo del punto de congelación, de esta manera, el vapor de agua del aire se congela al contactar con la nieve y se forman estas pequeñas joyas. 

Habitualmente estas capas suelen ser muy finas y frágiles y pueden representar un papel muy importante en el desencadenamiento de aludes al quedar enterradas por nuevas nevadas.
La persistencia de esta inestabilidad se ve favorecida cuando más grandes sean los cristales y cuando más grosor tenga esta capa, pudiendo perdurar varios meses enterradas esperando una sobrecarga.

Si te apasiona el tema de la nieve y quieres aprender más puedes consultar varias web:

 También tienes la oportunidad de participar el próximo fin de semana 10 y 11 de diciembre al Monográfico que ofrezco: CURSO DE ALUDES Y NIVOLOGIA



No hay comentarios:

Publicar un comentario